Días de días.

Los espacios de descanso se transforman en refrescamiento de ideas y renovación del proyecto.

Eso te de ser disciplinado es algo que requiere mucha fortaleza y voluntad para esos momentos en los que la vida se ensaña de tal manera, que los ánimos caen y las ganas simplemente cambian el rumbo, pasando de querer ir al gimnasio a no querer moverme del sofá. Pero por mucha fortaleza el desánimo tiene sus triunfos. Nada de preocuparme, siempre y cuando el desgano no se instale como un hábito.

La disciplina debe ser flexible y sin rigor, caso contrario se transforma en algo pesado e incómodo.

Ciertamente hay días en los que sentimos que debemos descansar, alejarnos del ejercicio, pausar la escritura o el trabajo, es sano para el cuerpo y la mente. A lo que no podemos darle mucho espacio es al ocio y la desidia, caso contrario, nos iremos alejando del logro casi sin darnos cuenta.

La invitación de hoy: Obedece a tu cuerpo e intuición, si tienes sueño, duerme, si tienes hambre, come, si estás cansado, descansa, pero jamás te rindas.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Días de días.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s