La calma en la tormenta.

Ante la crisis, respira, piensa y luego actúa.

De las cosas más complicadas que me ha tocado hacer y estoy seguro que ninguno se escapa de ella, es la de tratar de mantener la calma en medio de una vicisitud, ya sea que esté en angustia o molesto, incluso triste, se hace complicado dejar de estarlo, además que nunca falta un amigo o conocido que desea verte mejor y te dice, “tranquilo, que todo pasa”. Es algo que sabemos, pero que por alguna razón, en esos momentos nos negamos a aceptar, preferimos sufrir.

El duelo es parte importante y durará mientras no hagamos consciencia de la realidad, “todo pasa”.

La manera en como he conseguido calmar las angustias es sabiendo que lo que la genera ocurrió por alguna decisión que tomé de manera apresurada o equivocada, es decir, saberme responsable me impulsa a buscar soluciones y segundo saber que esa situación pasará y será un recuerdo más con su respectiva lección.

La invitación de hoy: Ante la crisis, respira y razona el hecho real de que cada problema viene con su solución y te toca encontrarla de la misma manera en resolvería un acertijo y armarías un rompecabezas.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

2 respuestas a “La calma en la tormenta.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s