Provocando resultados.

Ya sea que actúes o no, las rudas continúan girando, así que está atento para que puedas intervenir asertivamente a tu favor.

Hay situaciones que determinan nuestros resultados, las que están bajo nuestro campo de acción y las del entorno, bien sea que esté dependiendo de un colectivo o de un individuo. Siendo esto cierto, nuestros resultados van a depender de la interrelación entre las situaciones externas y las internas, ya que ambas evolucionan de manera simbiótica. Mis actuaciones influyen en el entorno y las situaciones del entorno afectan mis decisiones y lo que resulta de ellas.

Observar el entorno permanentemente me permite orientar o reorientar mis decisiones de acción para obtener el resultado que espero.

Junto al monitoreo continuo, puedo determinar cuáles acciones tomar para provocar las acciones que necesito del entorno a fin de alcanzar mis objetivos, principalmente los planteados a largo plazo. Recuerda, enfoque total en la meta y atención al presente.

La invitación de hoy: Monitorea tu entorno de manera tal que, ya sea que actúes o no, el entorno se vea afectado por tu decisión y favorezcan o faciliten el logro de tus resultados.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s