Sombras y secretos

Enfrentar mi oscuridad es la única manera de traer luz a mi interior y al mundo que me rodea.

Tanto mis sombras como mis más profundos secretos aparecen cuando el silencio se presenta en escena, como, por ejemplo, cuando el radio del carro se apaga por alguna razón y quedo atrapado en el habitáculo de auto, afortunadamente con aire acondicionado, y las voces internas comienzan a tomar protagonismo o cuando necesito algo de ruido para “concentrarme”. Nada de esto es cierto, solo necesito algo que distraiga mi mente de los pensamientos que me atan a aquello que me persigue y por alguna razón siento que, al ignorarlo, desaparecerá.

La única manera de iluminar las sombras y zafarse del peso de los secretos guardados es mirándolos y escuchándolos con amor.

Al final del cuento tanto mis lados oscuros como las culpas que guardo, son mías y nadie más que yo tiene el poder de quitarles poder. Sin justificación por lo que hice o deje de hacer, estas desaparecerán una vez las mire y las acepte como parte de mi, de lo que fui y como esas lecciones que han formado el ser que soy.

La invitación de hoy: Haz silencio en el exterior para que puedas apagar el silencio interior, entonces estarás listo para escuchar a Dios.

Todo lo mejor par ti.-

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s