Despegarse.

Más o menos esta es la sensación cuando necesitamos despegarnos de algún hábito limitante.
Más o menos esta es la sensación cuando necesitamos despegarnos de algún hábito limitante.

Dejar atrás los hábitos aprendidos es una experiencia que requiere mucha disciplina y un esfuerzo particularmente grande en la renuncia a ellos. En principio, dejarlos cuesta porque la mayoría de las veces, no quiero darme cuenta que acciones o actitudes me están frenando, pero luego, se va haciendo más sencillo cuando, una vez que me he dado cuenta del tema a superar inicio el cambio, ya sea que tenga claro o no, el cómo hacerlo.

Los hábitos limitantes aprendidos no son complicados de identificar, pero sí de aceptar que los tengo.


La invitación de hoy: Identifica en ti cualquier hábito limitante y comienza a cambiarlo un paso a la vez. Si no sabes cuales pueden ser, te dejo algunos: Quejarse, rendirse, fastidiarse, ser negativo o “realista”, entre otros.


Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s