Sueños y metas.

Organiza, haz una ruta, saca bien las cuentas, lo que sea necesario, pero comienza HOY.

Primero las sueñas y luego las haces (bueno, así debería ser), en ese estricto orden aparecen las cosas que queremos, aunque no siempre se hagan realidad. Podemos pedir, que no está mal para un primer paso, pero luego es menester actuar en consecuencia, bien es sabido que puedo querer ganar la lotería y de seguro Dios estará más que dispuesto a que esto suceda, pero irremediablemente Sigue leyendo

Anuncios

Predica y práctica.

Establece tus metas en función de tus sueños

Parte importante de este espacio es dedicado transmitir maneras de superar las adversidades usando los aprendizajes ganados a través de las experiencias vividas, de los fracasos y, porque no, del sufrimiento que a veces se deja ver a través de algunos pasajes. Hace algún tiempo, en enero del 2013 publiqué un artículo Sigue leyendo

Contexto.

Comprender el mundo que nos rodea, requiere de observación constante y cuidadosa.

Recientemente, durante una conversación sobre maneras de leer y comprender la biblia pude apreciar la poca atención que presto a los detalles que me rodean a diario y la importancia de concienciar sobre cada uno de ellos. En la Sigue leyendo

¿Cómo?

Si dejas de preguntar ¿Cómo aprendes?

Una pregunta recurrente luego de haber iniciado mi viaje hacia el corazón fue la de ¿Cómo se hace o se logra? Tener más paciencia, escuchar al corazón, amar al contrario, ¿Cómo? La verdad es que las respuestas eran tan variadas y diversas como las personas que se atrevían a responder. Lo cierto es Sigue leyendo

A veces cuesta.

Solo no dejes de practicar.

A pesar de tener consciencia que todos contamos con la misma cantidad de hora y comprender que algunos se les hace menos complicado levantarse a la misma hora a diario, comer de manera saludable o mantener la concentración en algo por más de 15 minutos, siempre hay un punto en el que la disciplina se convierte en un Sigue leyendo

Igualadores.

La práctica disciplinada favorece la efectividad y la recuperación ante los fracasos.

De chico aprendí a admirar personajes por lo que hacían o lo que lograban. De esta manera admiré por muchos años a Jack Cousteau y sus extraordinarias exploraciones sub-marinas, al Rey Pelé, Ayrton Senna, entre muchos otros. Tuvo que transcurrir mucho tiempo para comprender que, a pesar de que todos eran seres humanos extraordinarios, también Sigue leyendo