Después de la crisis.

Después de la crisis, las cosas tienen que ser diferentes.

Una vez que todo está en calma es necesario que haga una evaluación de lo sucedido, pero no para hacer una calificación de si estuvo bien o mal, sino para comprender las lecciones aprendidas con respecto Sigue leyendo

Anuncios

Percibir los resultados.

Solo prestate atención y entenderás.

Todo esfuerzo rinde frutos y estos muchas veces son imperceptibles, especialmente cuando no se parecen a lo que deseaba obtener con mis acciones. Pero si presto Sigue leyendo

Encuentros y desencuentros

Encontrarte en el entorno es parecido a verte por partes en un espejo roto.

Más allá de cualquier comprensión racional, Dios, la vida y/o el universo, arman escenarios con personajes peculiares a fin de prepararme para su encuentro. Los puedo llamar vicisitudes, problemas, conflictos, pero al final del día no son más que espejos Sigue leyendo

El camino más fácil.

Tomar el camino que parece más complicado es la mejor opción para el logro duradero.

La vida es un proceso que se lleva cabo a través de las decisiones tomadas (o no) y estas a su vez, son fundamentadas en nuestros sistemas de valoración que pondera riesgos, esfuerzos a realizar y establece prioridades, con el fin de lograr los resultados deseados. La mayoría de las veces, nuestro cerebro encuentra la forma más eficiente (hacer más con menos recursos) de alcanzar las metas propuestas y esto está bien, el único detalle pendiente es que los resultados duraderos Sigue leyendo

Expandirse.

Usa posiciones de poder por 2 minutos, principalmente cuando estés en situaciones de estrés.

Recientemente aprendí que el expandir nuestro cuerpo incide directamente en la producción de testosterona, hormona responsable de hacernos sentir empoderados y capaces del logro, por otra parte, esta acción contribuye a que en nuestro cuerpo se reduzca la existencia del cortisol, que Sigue leyendo

Sensibilidad.

Las emociones terminan por ser expresadas, cuando las contienes, no siempre aparecen en el mejor momento.

Estoy permanentemente expuesto a los estímulos del medio en el que desarrollo mi tiempo vital. Estos estímulos generan en mi cargas emocionales de diversas proporciones, desde las más alteradas (intensas), hasta las más débiles, estas últimas responsables por las explosiones de “carácter” al convertirnos en bombas de tiempo Sigue leyendo