Más visión e impulso.

Estar en el presente es estar en campo de las infinitas posibilidades.

Mientras me mantengo en mi práctica de “Estar en el Presente”, aprecio algunas variaciones pequeñas que me reconfortan y a la vez, motivan a continuar con el proceso de abandono y entrega. Desde el presente puedo mirar un futuro diferente al que pudiera estar viendo a través de mis egos y su alteración emocional. Quepa destacar que no pretendo decir Sigue leyendo

Anuncios

Percibir vs sentir.

Percibimos lo que está en nuestro corazón en el momento presente.

He aquí lo que he alcanzado comprender hasta ahora con esto de dejar las emociones y vivir en el presente.

Cuando no estoy en el presente, es porque estoy en otro tiempo, puede ser pasado o futuro, aunque insista en que mi malestar es ahora. Pero no se trata de la situación incómoda que esté viviendo, sino de los pensamientos asociados a la misma. Puede ser que digaque me sucede lo negativo porque me lo merezco, lo que claramente es generado por pensamientos del pasado. O bien asustarme por lo que pueda Sigue leyendo

Contrataque.

Los egos venderán cara su derrota, pero al final, saben que están perdidos.

Cuando inicié de manera consciente, lo que me he decidido llamar, mi camino de despertar, no me imaginé que iba a ser difícil y no porque en realidad lo sea, sino por la cantidad de obstáculos y dificultades que iba a establecer yo mismo. Es importante aclarar que los egos hacen de las suyas, siempre y cuando yo se los permita, y esto ocurre principalmente por mis Sigue leyendo

Ser el observador.

Ven al presente y observa tu vida.

Cuando vivo en el presente, puedo convertirme en el observador de las situaciones, en lugar de ser el protagonista (víctima o participante) de ellas. Cuando observo, mi perspectiva es más amplia y en consecuencia puedo apreciar diversos escenarios y Sigue leyendo

Rehacer.

Permanecer en el presente es la única manera de ampliar nuestras perspectivas.

A estas alturas son 12 días de haber decidido soltarlo todo, de poner mi vida en manos de Dios, de mi verdadera SER y ciertamente la experiencia es compleja de explicar, no porque hayan ocurrido eventos extraordinarios, más bien, por todo lo contrario. A pesar que mi mundo exterior se ha mantenido sin mayores alteraciones en estos 12 días, el bienestar percibido durante las jornadas, es extraordinario. Claro, el estar atento a mí y a lo que me rodea de forma casi permanente, ha sido un poco agotador, sobre todo por aquello de identificar y clasificar los pensamientos.

Permanecer en el momento presente requiere de práctica continua.

Lo de permanecer presente, es rehacer mi vida, no desde cero, sino soportado en todas mis experiencias como los aprendizajes de lo que verdaderamente quiero y no quiero para mí. Al estar en el momento presente, la vibración que emito a Dios/el Universo es armónica, ya que mientras estoy en el aquí y el ahora, puedo ser agradecido y mantener esa vibración, puedo apreciar lo que me rodea y mantener esa vibración, mirar las oportunidades por estar atento a ellas y por supuestos mantener esa vibración. Es entonces y solo entonces, cuando comienzo a atraer en armonía de forma consciente.

La invitación de hoy: Mantente en el momento presente, si no sabes cómo, pregunta y haz lo posible por comenzar a practicar hoy mismo.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko

Lo aprendido hasta hoy – en el presente.

Soy sabio cuando internalizo las lecciones aprendidas, más allá de la razón o la emción.

Pareciera ser reiterativo, pero más que aprender algún conocimiento nuevo, lo que he logrado es internalizar los aprendizajes que he venido adquiriendo a lo largo de los años de estudio y lectura, ratificando que en el presente es el único espacio en que la conexión con Dios y el entendimiento de la intuición se hace posible y expedito, también, que mis capacidades para la resolución de situaciones de conflicto se agudizan, especialmente cuando Sigue leyendo

La vida sin emociones.

Es importante darnos cuenta que estamos aferrados a todas las emociones, especialmente a las “negativas”

A los amantes de la ciencia ficción, les es familiar la cultura Vulcana, aquella donde una especie de supra – humanos viven desde la lógica y donde la emocionalidad, alterada o no, no tiene cabida para el perfecto balance del SER. Para quienes no lo están, me refiero a la serie de televisión Viaje a las Estrellas (Star Trek por su nombre original), en la cual, el co-protagonista era un personaje curioso de orejas puntiagudas llamado el Sr. Spok, quien representa perfectamente la disyuntiva Sigue leyendo