Maestría e iluminación.

Maestria e iluminacion
Como en todo, la iluminación también es un proceso.

Como ya he escrito, todo es un proceso, hacer y fallar, hacer y aprender, hacer y avanzar. Es así como el proceso funciona, aunque en ocasiones nos quedamos o sentimos que estamos atascados en una situación que, a pesar de nuestros esfuerzos, se repite una y otra vez sin que podamos controlarlo. Pero eso solo sucede cuando hemos llegado al punto de quiebre, ese momento en el que nos damos cuenta y decimos ya no más.

Al llegar al punto de quiebre, estamos cerca la iluminación, al menos en ese aspecto de nuestras vidas.

Entonces volvemos al punto inicial, la iluminación es un proceso que requieres que alcancemos mucha y muchas maestrías. Y aunque nos han vendido la iluminación como un momento único, una meta, esta, no es más un escalón más en el proceso de expansión y desarrollo de nuestro SER.

Cada vez que alcanzamos consciencia en alguno de nuestros momentos de vida, hemos alcanzado la iluminación.

Ahora bien, puedes alcanzar la iluminación por azar, es decir, sin darte cuenta de lo que acabas de hacer o aprender, o de forma consciente, sabiendo exactamente el momento en el que superaste la lección ¿Cómo preferirías que sucediera? Seguramente dirías que, lo mejor sería hacerlo de manera consciente, pero, ¿cuánto esfuerzo dedicas a darte cuenta de tus lecciones y avances? Seguramente, no tanto como el que te gustaría.

Alcanzamos la consciencia cuando logramos la maestría en alguna disciplina o manera de actuar.

Es cuestión de práctica, practica y más práctica. Como escribí hace poco y aprovecho de reiterar, se trata de tener la disposición a fallar, a equivocarse y aprender del error, sin miedo al fracaso o al rechazo.

La invitación de hoy: Mantente sobre la pista, equivócate sin lamentaciones, aprende y avanza.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias.

Servicio activo

La grandeza humana consiste en el servicio a los demás.

Todos estamos en esta vida con un propósito, hay quienes lo descubren más temprano que otros, algunos jamás se dan por enterados y se pasan la vida buscándolo o simplemente se les pasa la vida. Aun así y a pesar del juicio de quienes no podemos ver más allá de Sigue leyendo

La victoria.

Podemos usar la energía del triunfo para impulsarnos o para dormirnos. Tu decides.
Podemos usar la energía del triunfo para impulsarnos o para dormirnos. Tu decides.

Ganar siempre nos deja una sensación sabrosa que nos gusta, en el cuerpo y en la memoria, esto se debe a que, obtener la victoria nos genera emociones, bien sea que la describas como un proceso hormonal en el que el cerebro se llena de endorfinas o simplemente una alegría indescriptible, el sentirse Sigue leyendo

Muerte.

Nuestras vidas son ciclos que comienzan y terminan, es bueno estar preparados para el final.
Nuestras vidas son ciclos que comienzan y terminan, es bueno estar preparados para el final.

De manera empírica todos sabemos que nuestras vidas se componen de ciclos, algunos más largos que otros, de los cortos nos damos cuenta muy pronto, para los largos necesitamos más atención ya que los percibimos en la medida que vamos avanzando y madurando en el camino.

El concepto varía dependiendo de la cultura en la que nos desenvolvamos, así siendo practicantes del algún culto oriental o descendiente Sigue leyendo

Iluminación.

Una habitación siempre parecerá más oscura luego de haber apagado la luz, No permitas que esa luz se apague en tu corazón.
Una habitación siempre parecerá más oscura luego de haber apagado la luz, No permitas que esa luz se apague en tu corazón.

De alguna manera que es muy particular en cada persona, todos hemos alcanzado la iluminación. Algunos sostienen ese estado por períodos de tiempo un poco más largos, digamos por algunos minutos y hayan la manera de reconectarse con ellos periódicamente, otros simplemente nos dejamos abrumar por la oscuridad que aparece una vez que esa luz se apaga. Una penumbra que Sigue leyendo

Lado flaco.

No importa cuan fuerte te creas, siempre tendrás un lado débil que muestra tu peor cara.
No importa cuan fuerte te creas, siempre tendrás un lado débil que muestra tu peor cara.

Por muy fuerte que seamos, todos tenemos un lado débil y siempre aparece una situación en las que el ego se activa generando las emociones de las que el enemigo interno se alimenta, ira; rabia; tristeza; miedo, entre otras. Por ahora Sabe que los egos y el Sigue leyendo