Prácticas para la meditación efectiva VIII

Practicas para una meditacion efectiva VIII
Medita con propósito

Luego de habernos paseado por algunas recomendaciones, no queda más que describir que es una meditación efectiva. Valga comentar que todas las experiencias comentadas en los artículos anteriores, son basadas en mi experiencia personal, en las cuales tuve la oportunidad de explorar casi todas las mencionadas, es decir, desde el canto de mantras budistas, las cuales me brindaron mucha paz y algunas respuestas oportunas, pasando por las meditaciones de Sigue leyendo

Percibir vs sentir.

Percibimos lo que está en nuestro corazón en el momento presente.

He aquí lo que he alcanzado comprender hasta ahora con esto de dejar las emociones y vivir en el presente.

Cuando no estoy en el presente, es porque estoy en otro tiempo, puede ser pasado o futuro, aunque insista en que mi malestar es ahora. Pero no se trata de la situación incómoda que esté viviendo, sino de los pensamientos asociados a la misma. Puede ser que digaque me sucede lo negativo porque me lo merezco, lo que claramente es generado por pensamientos del pasado. O bien asustarme por lo que pueda Sigue leyendo

Sosiego.

El sosiego existe en la ausencia de pensamiento.

En mi espacio de meditación logro conectarme con la esencia de mi SER, meditar en lo vivido durante el día, las experiencias y sus enseñanzas, me abren el universo de posibilidades existentes, la meditación o la oración se transforman en momentos Sigue leyendo

Centrando la mente.

Lo único que nos mantiene con vida es “Respirar” y eso lo haces en el presente, por ahí comienza el centro.

Mucho es lo que se ha dicho y se dirá al respecto de la meditación, las maneras, los mudras, incluso los mantras y las oraciones, todos métodos muy efectivos a la hora de bajar las revoluciones y buscar centro. Al comienzo el acto de meditar parece un ritual esotérico que da miedo, claro, encontrarse con uno mismo sin haberlo hecho antes da susto, casi nadie sabe con qué se va Sigue leyendo

Estado de paz.

Cuida tu paz, solo así podrás brindarla a los demás.

Recibir un aliento de tranquilidad en momento de zozobra es una sensación indescriptible, no tanto por la calma que aparece, sino por alcanzar la comprensión que las situaciones no pueden alterarme o hacerme salir de mis casillas. Las carencias están, los conflictos no se terminan, pero la paz, que es definitivamente Sigue leyendo