Impredecible.

Vivir y andar por la vida
Sin rumbo fijo y sin saber hacia donde,
Nos  lleva por senderos en los que todo se esconde,
En los que  todo saludo parece despedida.

Dando tumbos sin cesar, andando caminos que parecen nunca acabar
Espinas y rocas por doquier que muchas veces sin querer
Lastiman nuestros pies como un correcto proceder.
Hostigan, castigan y preocupan teniendo en mente la pregunta ¿Cuándo va a terminar?

Terminará cuando tenga que acabar.
Sabiendo que el único dueño te este amargo caminar,
Es quien decide la senda que ha de tomar.

Para vivir sabiendo que rumbo ha de seguir
Y entonces observar como de manera impredecible y casi siempre sin saber,
Aparecerán lo senderos que siempre nos harán sonreír.

Deja que tu corazón decida cual es el mejor sendero.

Todo lo mejor para ti.-

Ps. Gracias Avelina…