¿Para mañana? Mejor no.

Aplazmos las actividades por temor a que no salgan como deseamos.
Aplazmos las actividades por temor a que no salgan como deseamos.

Pudiera decir que en esto de postergar asuntos importantes soy todo un experto. La llamada para conseguir un cliente; la cita para renovar el documento; ponerle gasolina al auto antes de que esté en condición crítica; llamar a alguien para decirle lo importante que es en tu vida. Ya a estas alturas seguramente Sigue leyendo

Anuncios