Logrando excelencia.

Conoce tus expectativas, increméntalas y luego, supérate a ti mismo.
Conoce tus expectativas, increméntalas y luego, supérate a ti mismo.

La excelencia es una meta elusiva, una que parece alejarse cada vez que siento estar cerca. Pero al igual que la felicidad y el “éxito”, esta es algo que he aprendido a practicar en mis hábitos diarios. Al ser consciente que puedo hacerlo mejor y dar un paso más allá de lo requerido, encuentro la Sigue leyendo