Reinicio

Sería genial que este botón existiera para las ocasiones en que sabemos que nos hemos equivocado, pero no, no existe.
Sería genial que este botón existiera para las ocasiones en que sabemos que nos hemos equivocado, pero no, no existe.

De vez en cuando nos vemos forzados a utilizar en nuestros aparatos electrónicos el botos de reinicio (reset en inglés), cuando el aparato no ejecuta la función que le indicamos, muchas veces porque no entendemos que le ocurre y al no tener la información sobre cómo resolver el problema, simplemente tomamos la decisión de presionar el botón y en el peor de los casos, recomenzar el trabajo que estaba en curso. Todo esto claro está, sin percatarnos que en la mayoría de las veces el error es del usuario y no del aparato.

Debemos esforzarnos por prestar atención a nuestras acciones, estas siempre afectan a otros de maneras insospechadas
Debemos esforzarnos por prestar atención a nuestras acciones, estas siempre afectan a otros de maneras insospechadas

Con mayor frecuencia de la que nos gustaría admitir a muchos de nosotros, nos encantaría que esta acción pudiera ser llevada a cabo también en nuestro día a día especialmente en las relaciones que tenemos con otras personas. Lamentablemente, las personas son un poco diferentes de las máquinas, no porque sean más sencillas de entender, sino porque es muy complicado que no exista una reacción en respuesta a nuestras acciones. Si, en estos casos también nos cuesta admitir que el error es nuestro.

La mejor manera que tenemos para utilizar correctamente el reinicio en nuestro día a día es a través de la consciencia de la lección o el aprendizaje que la experiencia nos deja, así podemos, no solo corregir las acciones que normalmente nos meten en problemas, sino de evitar reacciones poco agradables o inesperadas de los demás. Veámoslo desde esta perspectiva.

Somos responsables de lo que sucede a nuestro alrededor, así que la causa de lo que no nos gusta siempre esta dentro y no afuera.
Somos responsables de lo que sucede a nuestro alrededor, así que la causa de lo que no nos gusta siempre esta dentro y no afuera.
  • En el 99,90% de las veces, la responsabilidad del error es nuestra. Así que revisa primero en ti antes de buscar afuera las causas del conflicto. La mente nos hace creer que es todo lo contrario
  • Reiniciar en una relación, bien sea laboral o intima, es prácticamente imposible pues el escenario cambia una vez suscitado algún evento.
  • Cuando queremos reiniciar alguna relación es porque deseamos que las cosas continúen como venían. Esta visión normalmente genera frustración, todo cambia y desear esto es resistirse al mismo.
  • Si el error persiste, entonces corresponde buscar ayuda, es bastante probable que no nos estemos dando cuenta de nuestro error.

Para evitar los reinicios debemos estar muy atentos a nuestro comportamiento y las reacciones que este genera en los demás. Ten presente que siempre somos responsables de lo que nos ocurre, siempre.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s