El nuevo camino.

Si bien es cierto que nunca estamos 100% listos para un nuevo camino, también lo es que siempre podemos estar listos para la aventura.
Si bien es cierto que nunca estamos 100% listos para un nuevo camino, también lo es que siempre podemos estar listos para la aventura.

Anhelar cosas mejores y diferentes no tiene nada de novedoso, siempre está en nuestra mente el querer mejorar e ir hacia la felicidad. Sentimos que obtener algo o lograr algo nos impulsará hacia el siguiente nivel, pero muchas veces lo que encontrarnos es trabajo y más trabajo por hacer. Tal como ocurre cuando dejamos la escuela para ingresar a la educación media o de allí a la universidad. Deseamos tener un carro para ir a estudiar y olvidamos, muchas veces, la responsabilidad que implica el tener una licencia para conducir.

De la misma manera ocurre cuando obtenemos eso que deseamos, es como tener una licencia para ser mejores y estamos tan embelesados con la novedad que, en alguna ocasiones, no nos damos cuenta de lo que se requiere de nosotros para poder estar en ese nivel. Acto seguido, perdemos la ilusión y caemos en patrones saboteadores o autodestructivos que nos ponen en el punto de partida con la sensación de haber perdido, pero con una verdadera ganancia en aprendizajes.

Así como nos preparamos para dar, también tenemos que hacerlo para recibir.

Caso contrario, nos perderemos en lo efímero del triunfo, dejando de lado las responsabilidades y el compromiso.

Cada día tenemos la oportunidad de hacer un nuevo camino, solo hay que estar atento a la oportunidad.

Estar listos, más que saber algo, implica estar atentos, concentrados para afrontar el nuevo reto.
Estar listos, más que saber algo, implica estar atentos, concentrados para afrontar el nuevo reto.

Recuerda la frase de Louis Pasteur “La oportunidad favorece solo a las mentes preparadas”.

Si quieres algo, prepárate para tenerlo, solo así podrás disfrutar todos al máximo de la nueva aventuras. Abrir tu corazón a recibir, no solo de las personas, sino de Dios, es un factor primordial en esto de la creación de nuevas realidades.

Todo lo mejor para ti.-

 

Anuncios

One response to “El nuevo camino.

  1. Siempre se aprende, independientemente de que si el trayecto de experiencias nos ha gustado o no. Al final lo que verdaderamente importa es tener: disponibilidad ante el tiempo, y aceptación ante la obra de Dios en nuestra vida.

    Como leí: “Un deseo no cambia nada, pero una decisión basada en ese deseo sí.”
    Las decisiones son muy propias de cada persona, pero la voluntad del Padre es indescifrable, por lo tanto, no podemos hacerlo responsable de cualquier camino que hayamos tomado.

    PD: Tengo un poco limitado el tiempo y me gustaría pasar a visitar más, pero poco se va cumpliendo en mi vida la enseñanza de Dios.

    ¡Bendiciones! 😀

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s