Egos 3. El ego amarillo.

No se trata de no necesitar algo, una vez más es la emoción asociada al deseo.
No se trata de no necesitar algo, una vez más es la emoción asociada al deseo.

En estos tiempos acelerados este ego se manifiesta de manera muy natural, pues está en su ambiente. Se llama Yo Necesito y es eso lo que decimos cuando queremos ir más allá. Necesito un auto nuevo; necesito mudarme de casa; incluso, necesito una nueva pareja.

Partamos del principio de que nada necesitamos porque todo nos ha sido dado

Aun así este ego tiene su función bien definida y es la de protegernos. Si retrocedemos unos cuantos años en la evolución del ser humano, encontraremos con que este ego en su estado armónico se manifestó en las necesidades de vestido, atendiendo a las inclemencias del entorno o satisfaciendo la necesidad de protección en algún refugio donde no fuéramos presa fácil de los depredadores del momento. Hoy en día la necesidad llega a extremos que se superan a cada paso que damos, cada vez sentimos que necesitamos más para estar seguros y protegidos en un mundo que pareciera devorarnos.

Pero esto no es más que una ilusión creada en nuestra mente y potenciada por la vibración inarmónica de un ego que al igual que los otros 6 se ve notablemente afectado por la alimentación, en este caso, exceso o carencia de leguminosas. Ajá y alguien dirá Es que yo no pudo comer eso porque me cae mal. Pues esa también es una condición creada por el propio ego para mantener el dominio en el manejo de las emociones de Rabia y Rencor.

 

La función de los egos es la de proteger, especialmente este amarillo.
La función de los egos es la de proteger, especialmente este amarillo.
    • No es que no necesites una buena casa, es la rabia que te da no tener una grande, nueva y en la mejor urbanización o barrio.
      • Es ese rencor que tenemos por no haber recibido algo que esperamos de alguien lo que hace que este ego se manifieste con bastante frecuencia.
      • En el estado alterado, este ego puede hacernos padecer de enfermedades tan severas como la diabetes, cirrosis, incluso hepatitis. A lo que pudieras decir que este último es un virus, si, ¿pero quien crea las condiciones para contraerlo? Exacto, el ego.

La invitación de hoy: Se consciente de que necesitar o querer algo no está mal, lo que debemos es tener cuidado con las emociones que nos mueven sobre estos impulsos de tener más. Detente cada vez que sientas rabia por algo, respira y observa de donde proviene, con suerte podrás mirar al ego y una vez más pillarlo como a un chiquillo en plena travesura. Mantente alerta.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Egos 3. El ego amarillo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s