Egos 6. El ego azul.

Este ego centra su fortaleza en nuestro sistema de valoración. Lo que aprendimos en casa.
Este ego centra su fortaleza en nuestro sistema de valoración, o sea, lo que aprendimos en casa.

Nuestro sistema de valoración es el que se encarga de guiarnos a la hora de tomar decisiones seamos conscientes o no de este hecho. Aprendemos a lo largo de nuestra vida donde los principales maestros son nuestros procreadores, estén presentes o no, siempre nos dejan un aprendizaje y cosas que valorar.

Luego de esto está la escuela y las personas con las que nos inter-relacionamos a lo largo del camino; parientes, amigos, maestros, todos los actores que incluimos en nuestras obras personales y que de alguna manera se encargan de reflejar una parte de nosotros mismos. Es de esta manera como nos relacionamos con aquellos que nos reflejan nuestras virtudes y nos alejamos de aquellos que, por el contrario, nos muestran el lado menos agradable. Este ego se conforma de todo este aprendizaje y aunque aparece en nuestras vidas durante nuestra adolescencia, trae consigo el equipaje completo.

Este ego llamado “Yo Pienso” mientras está vibrando de manera armónica nos invita a tener éxito a triunfar y adquirir cosas que nos son de utilidad, por el otro lado en su lado inarmónico, genera estados de pereza y negligencia muy difíciles de salvar. Comienza a vibrar sin armonía por muchos factores, teniendo más relevancia, la alimentación, en este caso, exceso o carencia en la ingesta de frutas.

 

Lo que aprendemos en casa no son verdades absolutas, es por eso que debemos ser flexibles y evitar la acción de este ego.
Lo que aprendemos en casa no son verdades absolutas, es por eso que debemos ser flexibles y evitar la acción de este ego.
  • Muchas veces tendemos a ser muy rígidos con los demás y particularmente con nosotros mismos, Esto nos lleva a sufrir de las articulaciones, artritis y lesiones de rodilla o tobillo, que son las más sobresalientes.
    • Mirar a este ego es complicado porque se disfraza de medias verdades, es decir de lo que nos enseñaron que era la verdad. Siempre nos falta la otra parte de la historia.
    • Aferrarse esos aprendizajes nos lleva a emitir juicios de valoración en los que restamos importancia a lo que es diferente, al final, termina por alejarnos de la interrelación que es un reflejo de madurez.
    • Es sencillo de mirar cuando se quiere, pues nos capturamos queriendo que nuestras verdades sean las verdades de los demás.

La invitación de hoy: Mira de cerca lo que se vas sintiendo a medida que te enfrentas con ideas diferentes a las tuyas, especialmente situaciones que son opuestas a las que aprendiste en casa. El querer imponer tu verdad sobre otros es un indicativo del peso de este ego.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Egos 6. El ego azul.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s