¿Primero yo?

Cuando no te das el primer lugar, entonces Dios no puede entrar y el ego hace de las suyas con tu vida.
Cuando no te das el primer lugar, entonces Dios no puede entrar y el ego hace de las suyas con tu vida.

La respuesta que aparece constantemente es “SI”. Me di cuenta que ante muchas situaciones importantes de mi vida, primero he debido ser yo antes que los demás, incluso antes que mis pensamientos. Cuando pude discernir la tenue diferencia entre el amor propio y la actuación de los egos, esta verdad (Yo soy primero), se hizo más palpable y comprensible, entonces muchas situaciones conflictivas actuales y recurrentes comenzaron a tener sentido y mágicamente, también una manera de solucionarlas.

Cuando encontré espacio para mí antes que todo lo demás, Dios apareció y tomo su lugar en mi corazón.

La invitación de hoy: Encuentra tu lugar dentro de las prioridades del día a día. ¿Estás de primero? Perfecto, ahora incluye a Dios en la ecuación, pero en serio. ¿No estás de primero? Revisa como te hacen sentir estas palabras; Auto-Respeto, Amor propio. Si sientes compartir tu experiencia, te invito a que nos ayudes a crecer con tus comentarios, muchas gracias.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s