¿Primero yo?

Cuando no te das el primer lugar, entonces Dios no puede entrar y el ego hace de las suyas con tu vida.
Cuando no te das el primer lugar, entonces Dios no puede entrar y el ego hace de las suyas con tu vida.

La respuesta que aparece constantemente es “SI”. Me di cuenta que ante muchas situaciones importantes de mi vida, primero he debido ser yo antes que los demás, incluso antes que mis pensamientos. Cuando pude discernir la tenue diferencia entre el amor propio y la actuación de los egos, esta verdad (Yo soy primero), se hizo Sigue leyendo