Sincronizando

Cuando logres sincronizarte con Dios, lo sabrás al instante.

Al ir despertando en consciencia, nos vamos haciendo más presentes en el día a día de nuestras vidas. Así ya los días no se pasan tan rápidos (ya sean aburridos o divertidos) Los lunes son solo un día más y los fines de semana, oportunidades para hacer, no lo que toca, sino lo que verdaderamente me haga feliz. Sincronizar con mi divinidad es el fin último, el grial anhelado, la meta nunca trazada pero la más deseada, ya que es allí donde verdaderamente puedo SER.

Las incomodidades y preocupaciones pierden fuerza cuando estoy en la presencia de Dios.

El proceso de sincronización es paulatino muy parecido al proceso de entrenamiento para cualquier deporte, y de igual manera se acelera o incrementa en la medida que más lo practico.

La invitación de hoy: Busca y encuentra tu man

era de sincronizarte con Dios, para algunos es tocando música, otros pintan, Dios está en lo que te apasiona y en esos momentos puedes lograr conexión y escuchar la voz de Dios.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s