Sincronizando

Cuando logres sincronizarte con Dios, lo sabrás al instante.

Al ir despertando en consciencia, nos vamos haciendo más presentes en el día a día de nuestras vidas. Así ya los días no se pasan tan rápidos (ya sean aburridos o divertidos) Los lunes son solo un día más y los fines de semana, oportunidades para hacer, no lo que toca, sino lo que verdaderamente me haga feliz. Sincronizar con mi divinidad es el fin último, el grial anhelado, la meta Sigue leyendo

Anuncios