Pobrecito.

Sentir lástima solo refuerza la conductia del victimismo impidiendo que podamos salir airosos de las situaciones.
Sentir lástima solo refuerza la conducta del victimismo impidiendo que podamos salir airosos de las situaciones.

Hay momentos en los que las cosas se ponen difíciles a lo largo de nuestras vidas, es inevitable y es precisamente entonces cuando comenzamos a sentir emociones como, rabia; lástima; rechazo; etc… bien sea hacia otros o con nosotros mismos. De alguna manera, estas nos conectan con los demás y cabe destacar, no siempre de Sigue leyendo