Como cuesta.

Elegir el camino de la felicidad cuesta en la medida en que le demos fuerza a los egos, al miedo, a la duda.
Elegir el camino de la felicidad cuesta en la medida en que le demos fuerza a los egos, al miedo, a la duda.

Una gran amiga, formada en lo que se conoce como “Constelaciones Familiares” o más recientemente como “Helinger Ciencia” solía hacerme el comentario de que “… Es más fácil sufrir que ser feliz” una frase muy comentada por “Carola Castillo” en las varias conferencias en las que participé. En fin, lo cierto es que jamás entendí esa frase, no le Sigue leyendo