Testigo.

La mejor manera de presenciar los milagros de la vida, es desde el anonimato, sin protagonismos.
La mejor manera de presenciar los milagros de la vida, es desde el anonimato, sin protagonismos.

Cosas maravillosas ocurren a nuestro alrededor a cada instante, en todo lugar, incluso en lugares terriblemente afectados por la presencia del ser humano, la naturaleza, es decir, el brazo ejecutor de Dios, se encarga de seguir su curso a pesar de las circunstancias. Esto es algo de lo que nunca estamos atentos y cuando volteamos a mirar, un mundo nuevo aparece Sigue leyendo

Anuncios