NO.

Una palabra muy poderosa a la que dificilmente le damos el uso adecuado.
Una palabra muy poderosa a la que dificilmente le damos el uso adecuado.

Tanto que se escucha esta palabra a lo largo de nuestras vidas, desde el inicio contaminamos a nuestros chicos de la misma manera en como fuimos contaminados de la negación a NO Hacer so pena de castigo, sanción, golpe o en el mejor de los casos un grito. Una palabra monosílaba que tiene el poder de plantarnos en la absoluta incapacidad de hacer, de crecer, de lograr. Es tanto el temor que implica que luego de grandes, cuando pensamos que ya superamos nuestras limitaciones, resulta que terminamos metiéndonos en problemas por No decirla a tiempo y oportunamente.

Empleamos el No en frases que nos limitan y limitan a otros como el No se puede; No hagas; No seas… etc… y cuando algui Sigue leyendo

Anuncios