Se me escapó.

Gritar más alto no implica  necesariamente que el otro te escuche.
Gritar más alto no implica necesariamente que el otro te escuche.

Dicen que hay varias cosas que no se pueden recoger después de haberlas lanzado, entre ellas, la más popular es la palabra dicha, una vez pronunciada, lo único que resta es esperar la reacción de la otra persona y tratar, en la medida que se quiera, de enmendar el daño, pero lamentablemente ya está hecho.

Tener mesura en el hablar es bastante complicado a no ser que por Sigue leyendo