De la confrontación a la aceptación.

Mi realidad no es más que un punto de vista de una verdad más amplia.

Este proceso es particularmente complicado de definir porque requiere de mucha atención a los detalles de emociones y comportamientos. El proceso inicia con la negación de una realidad diferente a la existente en mi sistema de creencias, seguido de argumentaciones que me colocan en un proceso de negociación interna basado en posiciones (de aquí no me muevo), en Sigue leyendo

Anuncios