Los límites, un mito.

Mientras no se demuestre, estos seres, al igual que los límites a nuestro verdadero SER, no existen.
Mientras no se demuestre, estos seres, al igual que los límites a nuestro verdadero SER, no existen.

Se escucha agradable eso de que no tenemos límites para nada, nos invita a soñar que si se puede lograr y que si podemos hacerlo, dicho en boca de otros, en escritos de otros pareciera ser tan sencillo, tan real, algo completamente mágico y lo es cuando lo entendemos y aceptamos como cierto.

Por otra parte, Parece extraño que cada vez que mencionemos Sigue leyendo