Maneras.

Se hace complicado pensar en algún padre o madre que no haya sembrado en la mente de

A la distancia
A la distancia

sus hijos que no son lo máximo, el centro del universo y merecedores de todo lo que haya en esta tierra, por el simple hecho de haber nacido. Sin importar si no lo hicieron o lo hicieron y o hacen todavía, crecemos, con la sensación, a veces inconsciente, de que las cosas deben ser por y para nosotros mismos.

Más de cerca
Más de cerca

Lo anterior nos pone en una situación un tanto incómoda a la hora de enfrentarnos con la realidad, aquella que nos lleva a relacionaremos con otras personas que, al igual que nosotros, recibieron el mismo mensaje, con algunas pequeñas variaciones. Así, al igual que vemos diferentes maneras de preparar una misma receta, obteniendo resultados igualmente diferentes, encontramos la misma cantidad de variaciones en las maneras de expresar afectos y amor por los demás. Casi tantas como familias existen en el planeta.

Todos hemos aprendido diferentes formas de amar a los dem Sigue leyendo

Anuncios