Apremio

Siempre hay tiempo, especialemente para los detalles

Feliz viernes e inicio del fin de semana…

“Del apuro queda el cansancio”, reza el dicho, en relación a que siempre que hacemos las cosas con apuros, quedan detalles pendientes por resolver, además del desgaste físico por los esfuerzos adicionales. Esto aplica a todas las áreas de la vida cotidiana, desde las gerencias más altas, pasando por cargos de menor relevancia, tareas domésticas, conducir una bicicleta, orar incluso meditar.

El cuidado a los detalles es lo que nos ayuda a lograr la excelencia en todo lo que hacemos, claro está exige disciplina y atención. Si dejamos de lado alguna de estas exigencias, entonces aparecen los apremios, se nos olvida que es turno de hacer o dejar de hacer algo y cuando recordamos, ya entramos en el apuros…

Más de este artículo en el libro de Conexión Permanente

Todo lo mejor para ti.

Blko Castro Arias

Un comentario en “Apremio

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s