Estar donde estás.

Es cuando nos comenzamos a sentir inconformes por nuestras decisiones cuando aparecen las peores emociones contra nosotros mismos.
Es cuando nos comenzamos a sentir inconformes por nuestras decisiones cuando aparecen las peores emociones contra nosotros mismos.

Cuando comienzan a no gustarnos las cosas que tenemos o las decisiones que hemos tomado, poco importan las razones o quien tomó la decisión que nos tiene inconformes, solemos quejarnos y buscar la manera de salir de esa situación, no solo lo más pronto posible, sino también, tratando de no herir a nadie en el procesos sin importar tampoco que tengamos que mentir.

Son nuestras emociones quienes nos juegan la pasada de hacernos sentir incómodos con nuestro camino haciéndonos dejar de lado el hecho de que cada situación, propiciada por Dios, la Fortuna o el Destino, tienen un propósito superior a lo que podemos imaginar. Cada palabra, gesto o acción que tomemos en nuestras vidas tiene un efecto insospechado en la vida de otros seres humanos, incluso en la vida del planeta. No importa cuán pequeña creas que sea, impacta te des o no cuenta de ello.

Lamentarse o peor, castigarse por lo ocurrido es una total perdida de energía y oportunidades.
Lamentarse o peor, castigarse por lo ocurrido es una total perdida de energía y oportunidades.

El mejor lugar donde puedes estar es en el que estás, la mejor vía que has podido tomar fue el camino que elegiste. De haber tomado el camino de la derecha en lugar del central, hubiese hecho que dejaras de servir a quienes correspondía con tu presencia, acciones o inacciones, incluso con tu ausencia en la otra vía. Todo esto genera muchas dudas, así que ¿Cómo podemos calmar la angustia que genera un evento a nuestro alrededor? Comprendiendo que:

  • Todo pasa por alguna razón no importa si la entendemos o no.
  • Lo malo o lo bueno de cualquier evento, está únicamente en nuestra mente y las emociones inarmónicas generadas, son consecuencia de los egos alterados.
  • Una manera de ver el espectro completo o más amplio de un evento es dejando querer controlar la situación.
  • Una visión más amplia de los acontecimientos no ayuda a evitar el juicio para así superar la situación generando comprensión y compasión.
  • Que directa o indirectamente, el evento te está dando una lección, así que haz tu mejor esfuerzo por anular el juicio y las emociones que se generan y míralo desde tu corazón. Este es el único capaz de comprender lo que y para que ocurre.
Dejar de querer que las cosas sean como "pensamos" son mejores, es dejar que maneje el que sabe que es lo mejor, Dios mismo.
Dejar de querer que las cosas sean como “pensamos” son mejores, es dejar que maneje el que sabe que es lo mejor, Dios mismo.

¿La clave? Dejar el control, pues siempre andamos pidiendo a Dios que las cosas ocurran como a nosotros nos parece que deben ocurrir o ser, olvidándonos de que él siempre quiere y propicia lo mejor para nosotros. No pierdas la Fe y si eres como santo Tomas, entonces pide a Dios que te permita ver y él te lo concederá.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s