La paz del corazón.

La oración y la meditación son herramientas poderosas para alcanzar el auto-conocimiento.
La oración y la meditación son herramientas poderosas para alcanzar el auto-conocimiento.

Una expresión que ni siquiera sabemos si existe pues son pocos los que han llegado a un punto en el que encuentran la serenidad, que proviene de la certeza de saber que todo siempre va a estar bien, sin importar lo que ocurra. Esta certeza es soportada por la Fe, esa misma que algunos definen como Creer sin ver, otros como Esperar siempre lo bueno y algunos más como Creer para ver.

La Fe, esa fuerza extraña que reside en nuestros corazones y con la cual, según el mismo Jesús, pudiéramos lograr sus propias hazañas si tan solo la llevásemos al tamaño de un grano de mostaza. ¿Lo has intentado? Seguramente y habrás obtenido algunos resultados relativamente significativos, pero ¿lograste mover alguna montaña o curar a alguien solo con tu Fe? Y si lograste curar a alguien, ¿lo has vuelto a repetir? Es probable que no, básicamente porque, de alguna manera, tú al igual que muchos de nosotros continuamos atribuyendo los milagros a fuerzas externas, sin darnos cuenta de que los creadores esos milagros somos nosotros mismos.

Es solo a través de creer sin ver que podemos alcanzar la paz verdadera, una paz que se siente en nuestros corazones. Es algo que no puede ser perturbado por nada ni por nadie y que nos acompañará de manera permanente, siempre y cuando nos mantengamos apegados a los principios del amor propio y al prójimo. Si cada quien se preocupa por encontrar su propia paz interior, las guerras tendrían sus días contados. Entre las cosas más importantes para hallar la paz interior:

Mantener la FE no es una tarea sencilla, requiere de un trabajo arduo de auto-observación permanente.
Mantener la FE no es una tarea sencilla, requiere de un trabajo arduo de auto-observación permanente.
  • Conocerse a sí mismo. Saber gustos, deseos, quereres y necesidades personales. Esto no siempre es una tarea sencilla pues los egos nos distraen de nuestro verdadero SER.
  • Comprender que no necesariamente lo que queremos es lo que necesitamos y esto a su vez es dado por la certeza de saber que Dios siempre está con nosotros.
  • Es a través de la Fe que podemos llegar e alcanzar la paz, pues sin ella, saber que Dios nunca nos deja es una tarea complicada.
  • Saber que el ego siempre hará todo lo posible para disminuir nuestra Fe, en Dios, en nosotros mismos, en las cosas en las que creemos.

Hay un Pero. Mantener la paz interior no es tarea sencilla, requiere de mucha atención y auto-observación permanentes. Practica paciencia, especialmente contigo mism@.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s