Palabras.

La herramienta humana más utilizada a diario es la palabra.
La herramienta humana más utilizada a diario es la palabra.

Estas son quizás las herramientas más empleada por el ser humano, a diario la utilizamos para conectarnos con otras personas, con otros mundos, para crear y también, lamentablemente, para destruir, muchas veces a nosotros mismos. Es posible que por lo común y lo frecuente que utilizamos las palabras en todos los ámbitos de nuestras vidas, que solemos subestimar el poder que tienen, su capacidad creativa y la influencia que ejercen sobre nuestras vidas.

En la Programación Neurolingüística (PNL) nos muestran como con algunos ligeros cambios en nuestra manera de expresarnos, podemos lograr diferencias importantes en los resultados que obtenemos. Ejemplos de este han sido utilizados por infinidad de autores, donde nos muestran como nuestras palabras y pensamientos tienen una incidencia directa en la manera como modelamos nuestro entorno.

El pensamiento y la palabra son poderosas herramientas para construir pero empleadas inconscientemente pueden también traer caos y destrucción. El pensamiento es algo que no podemos controlar, y es el ego quien genera ideas de manera descontrolada, llenando nuestra cabeza de manera desordenada y muchas veces sin sentido solo para justificar nuestras acciones. Es aquí donde radica el poder del ego, mantener el desorden mental. Cuando sabemos esto, podemos mirar al ego en acción y es cuando superamos el desorden terminando con el caos para generar palabras constructivas la mayor parte del tiempo. Cada palabra que decimos lleva consigo una carga de energía, esta puede ser positiva, que nos lleve a crear o negativa, que nos lleva a generar conflicto. En tal sentido:

La palabra puede ser utilizada como herramienta para construir o como arma para dañar. Tenlo presente siempre.
La palabra puede ser utilizada como herramienta para construir o como arma para dañar. Tenlo presente siempre.
  • Cuida lo que dices, pues estas regalando tu energía.
  • Si das un regalo, procura que sea positivo, los regalos negativos normalmente se vuelven en nuestra contra.
  • Calmar la mente es una tarea sumamente complicada, por no decir que imposible, al menos en este plano. Haz tu mejor esfuerzo por mantenerla en orden. Solo así podrás controlar tus palabras.
  • Se consciente de que a pesar de su poder, solo representan un porcentaje muy pequeño de nuestra comunicación. Puedes mentir con la palabra, pero tus acciones y tu cuerpo siempre dirán la verdad.
  • Evita las malas palabras, no suman, siempre restan así las digas en broma.

Nuestra mente no entiende de chistes, de verdades o mentiras, cada palabra que piensas, escuchas  y dices son potenciales comandos para que sean creados como tu realidad. Una vez más, está atento de ti y cuida tus palabras.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s