Inspiración II.

Tenemos muchas herramientas para apreciar la creación. Solo debemos practicar y usarlas todas.
Tenemos muchas herramientas para apreciar la creación. Solo debemos practicar y usarlas todas.

¿Dónde encontrarla? Que difícil se pone, se esconde y casi nunca aparece cuando más la necesitamos. Pero está allí, dice el maestro. – ¿Dónde? Pregunta el alumno

– Allí justo frente a ti, contesta el maestro con paciencia.

– Pero solo estamos usted y yo maestro.

– Eso ves porque únicamente miras con tus ojos, comentó el maestro en tono alegre.

– ¿Y no es para eso que los tenemos? Inquirió el joven aprendiz ya impaciente al no comprender la lección que el maestro trataba de comunicarle.

– Pero también puedes apreciar con los otros 4 sentidos, incluso con tus órganos internos, con todo tu cuerpo puede percibir lo que hay y lo que no. El corazón es la clave.

Con desconcierto el aprendiz vuelve a cuestionar las afirmaciones de su maestro, esta vez impaciente consigo mismo, ya se había dado cuenta de su incapacidad para comprender. – ¿Si el corazón es la clave, entonces como es que no está conectado con los ojos?

– Pero si lo está responde el maestro, todo es parte del sistema, el uno no puede funcionar sin el otro, para llegar a las llaves que solucionan nuestros “problemas” es necesario que agotemos los recursos de la mente, es menester explorar, inventar, incluso crear soluciones nuevas, todas funcionan. – Pero… Hizo el joven una pausa prolongada y luego de un suspiro dijo – Ya veo. Había encontrado la salida hacia el corazón luego de darse cuenta de que la mente suele convertirse en un laberinto de argumentos y enredos sobre una misma cuestión.

Ideas, pensamientos, soluciones, todo está al alcance, no solo de tus dedos, sino de tu pensamiento.
Ideas, pensamientos, soluciones, todo está al alcance, no solo de tus dedos, sino de tu pensamiento.
  • La inspiración nos guía a la creación de soluciones personales, que de potenciarse, pueden solucionar asuntos de muchos, el servicio es una de las claves.
  • Somos la máxima obra de la ingeniería de Dios. Nada tiene desperdicio y nada puede ser sin lo otro, razón e inspiración van de la mano.
  • La respuesta única a las cuestiones de la vida, simplemente no existe, pues una misma cuestión es diferente para cada quien. Más mente, más corazón, la mezcla ideal es individual.
  • Al igual que con las personas, dentro de cada quien, cada momento es diferente, luego entonces, las posibilidades son infinitas.
  • Las respuestas incorrectas tampoco existen, solo hay respuestas que no nos gustan y en ese caso es el ego quien decide.

Ya, uno de los grandes maestros de la historia, Leonardo Da Vinci se había percatado de esta realidad, la verdad y las soluciones están en todas partes, de ahí su grandeza al encontrar inspiración en cosas que siempre estuvieron a los ojos de todos. Es cuestión de estar atentos.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s