Merecer.

Todos merecemos lo que deseamos, sin excepción.
Todos merecemos lo que deseamos, sin excepción.

Los seres humanos nacemos con todo lo necesario para poder avanzar en el proceso de crecer y evolucionar en el plano dominado principalmente por las emociones. Un plano, que valga la aclaratoria, es muy complicado de sobrellevar pues estas, amén de que existen para nuestra protección, terminan por convertirse en las mayores cargas que si bien, no impiden que avancemos, entorpecen el camino de manera tal que a veces no logramos superarlas.

Entre los obstáculos planteados por las emociones están las creencias limitantes, aquellas que nos llevan al conformismo haciéndonos pensar que hemos logrado la plenitud y no permiten que nos demos cuenta de que, más allá de las victorias, queda mucho camino aún por recorrer. Creer que no podemos hacer tal o cual cosa no es más que un invento de nuestras mentes para protegernos, quizás del dolor que significa crecer, alejándonos así de recibir todo aquello que por derecho nos pertenece desde el momento en que nacemos.

No es cuestión de creer ciegamente en las palabras que están escritas, basta con ver lo que has recibido de la vida, incluso esta, la vida misma ya es un regalo en sí que merece ser celebrado por todo lo alto y si en tu mente están las palabras “así lo hago”, posiblemente no sea así y te estés engañando. Verás, celebrar la vida no tiene nada que ver con hacerte la vista gorda a los problemas o andar con una sonrisa tatuada en el rostro, diciéndole a todos que la vida es bella y demás frases cliché, que bastante que hay en boca de muchos. Esta celebración, tiene que ver con la consciencia de tus actos y la sinceridad con la que aplicas todo lo que sabes para ser feliz siendo feliz con solo andar el camino.

La llave para tener todo lo que merecemos está en nuestro corazón.
La llave para tener todo lo que merecemos está en nuestro corazón.
  • Hoy detente un momento, párate frente al espejo y pregunta ¿Soy feliz? La respuesta ciertamente será Si, pues todos creemos que lo somos, así que repite el proceso hasta que la sinceridad inunde tus palabras.
  • Si te das cuenta de que no eres del todo feliz, simplemente mira la causa y actúa en consecuencia.
  • Cada quien tiene su pata coja en la mesa de la vida, si hay algo que no te permite avanzar, solo míralo con amor y luego déjale ir.

Cada ser humano, por derecho merece ser feliz, así que ocúpate de tu parte y verás cómo afectas en positivo a quienes te rodean. No quieras que sean como tú, solo muestra como lo haces.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s