Distancia.

A veces quisieramos que el mundo se parara, pero no lo hace.
A veces quisieramos que el mundo se parara, pero no lo hace.

Muchas son las veces en las que desearíamos no estar ocupando el espacio que tenemos, parar el mundo y bajarnos un rato tal y como haríamos en una feria o parque de diversiones. En algunas oportunidades nos aislamos, salimos de viaje, salimos de la rutina, pero en principio esto pareciera no funcionar y esto se debe a que traemos una inercia que impide que paremos de inmediato para cambiar el rumbo.

Ya hemos reiterado que las cosas, al menos en este plano, no ocurren De Repente, tal y como nos gustaría o vemos en ciertos eventos, todo tiene un proceso y este, por rápido que sea, debe ocurrir para obtener lo que se quiere. Aún cuando este proceso sea totalmente imperceptible a nuestra atención. Así como los 7 años de germinación de una semilla de bambú transcurren silentes en el suelo sin que sepamos, también ocurren los 6 meses en los que podemos apreciar como alcanza una altura que supera los 4 metros. De esta manera quien se mude cerca del bosque ya transcurridos 7 años de germinación, verá aparecer, DE REPENTE, en 6 meses, un bosque de bambú.

Mirar a la distancia es una excelente oportunidad para sentarnos en la silla del director de la obra.
Mirar a la distancia es una excelente oportunidad para sentarnos en la silla del director de la obra.
  • Al igual que la naturaleza, Dios obra en nosotros de maneras que casi nunca apreciamos hasta que, De Repente, ocurre el milagro.
  • En la medida que esperamos algo, debemos comprender que todo requiere un proceso, que no hay magia en los milagros así lo parezca ante nuestros ojos.
  • Alejarnos de nosotros mismos está bien pues muchas veces no estamos acostumbrados a los cambios que nosotros mismos generamos. Corresponde practicar paciencia y autoconocimiento.
  • Guardar la distancia es normal, requerimos tiempo para recuperarnos, tomar impulso y continuar el camino de crecimiento, el cual valga recordar no es un camino de pétalos precisamente.

La distancia nos permite ocupar de una mejor manera el puesto que nos corresponde, el de directores de la obra. Desde allí podemos hacer los ajustes para que el escenario brinde al protagonista los elementos que le lleven a camino que conduce a la plenitud.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s