Egos 2. El ego verde.

La intolerancia proviene del juicio que hacemos de los demás. Que no es otro que el que hacemos de nosotros mismos.
La intolerancia proviene del juicio que hacemos de los demás. Que no es otro que el que hacemos de nosotros mismos.

De alguna manera todos siempre estamos buscando la aceptación en lo que somos y hacemos, comenzamos por nuestros padres y es durante las edades en las que iniciamos la educación formal cuando aparece este ego en nuestras vidas, a partir de los 3 años de edad. Se nos exige que aprendamos a caminar bien, a comer cosas que ya no están en la botella o biberón, a cuidar lo que se dice o como uno “debe comportarse” en sociedad.

Yo Deseo es el nombre de este ego que se manifiesta a través del color verde y es el responsable de que queramos pertenecer a algún grupo, principalmente el familiar. No debemos confundir este ego que se llama YO DESEO con el Yo Quiero, son diferentes pues el objetivo principal de cada uno es distinto. Yo Deseo pertenecer, que me acepten y ser bien visto. En su estado armónico nos lleva a tener sensibilidad por el mundo que nos rodea, la vida y las artes principalmente, por otra parte, cuando se expresa de manera alterada, son las emociones de inseguridad y la intolerancia las que aparecen, llevándonos a no desear compartir con tal o cual persona.

 

Saber en el corazón que pertenecemos a un solo Dios nos mitiga el deseo de buscar la aceptación en los demás y por ende la inseguridad.
Saber en el corazón que pertenecemos a un solo Dios nos mitiga el deseo de buscar la aceptación en los demás y por ende la inseguridad.
    • Muchas veces nos evaluamos por cómo nos miran los demás y no por lo que sentimos o sabemos que somos. Está atento con la manera como te evalúas.
      • Es importante mantener el pensamiento de que pertenecemos a Dios, ni más ni menos, no hay que pertenecer a grupos de personas que se ponen tatuajes o equipos deportivos, clubes o demás.
      • La intolerancia genera juicio y de este se derivan una serie de actitudes egoístas que nos impiden el avance.
      • Al pertenecer a un grupo, este ego nos ayuda a desarrollar el instinto de protección. Por otra parte, al ser inarmónico o alterado, genera una emotividad incontrolable en la que nos vemos afectados emocionalmente por los eventos en nuestro entorno generando parálisis en la mayoría de los casos.

La invitación de hoy: Observarte, al igual que con todos los egos la alimentación juega un papel importantísimo en la armonía de sus espacios. Los vegetales verdes, son esenciales para el organismo y solemos dejarlos de lado, cuídate y cuando te mires siendo intolerante, trata de ver a tu ego en acción, pregunta de donde proviene el juicio y verás cómo puedes apreciarlo todo desde una nueva perspectiva.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s