Muerte.

Nuestras vidas son ciclos que comienzan y terminan, es bueno estar preparados para el final.
Nuestras vidas son ciclos que comienzan y terminan, es bueno estar preparados para el final.

De manera empírica todos sabemos que nuestras vidas se componen de ciclos, algunos más largos que otros, de los cortos nos damos cuenta muy pronto, para los largos necesitamos más atención ya que los percibimos en la medida que vamos avanzando y madurando en el camino.

El concepto varía dependiendo de la cultura en la que nos desenvolvamos, así siendo practicantes del algún culto oriental o descendiente de nativos americanos, celebraremos la partida del ser querido a un estadio superior, mientras que si estamos inmersos en las culturas occidentales, sufriremos por haber “perdido algo” y sentirnos desvalidos ante la partida de alguien con quien hayamos compartido un espacios de tiempo. El dolor que sentiremos, dependerá exclusivamente del control que tengamos sobre nuestro ego.

El cierre de un ciclo, sea cual sea y por triste que parezca, merece ser celebrado internamente por lo que significa. Un avance en nuestro andar por esta tierra.

Nadie quiere permanecer eternamente en segundo grado por bonita que sea la maestra. Debemos avanzar y esto requiere, más que aprobar las materias, prepararnos para hacerlo, ya que al no estarlo, ofreceremos resistencia y esta es la puerta de entrada al mundo del dolor y el sufrimiento. Pudieras argumentar que es involuntario, pero de eso es trata la lección, de ver lo involuntario para hacerlo consciente y de esta manera poder canalizarlo hacia algo más productivo.

La "muerte" no es más que un paso para alcanzar la iluminación.
La “muerte” no es más que un paso para alcanzar la iluminación.

La vida es ciclos que se abren y cierran de manera armónica, cuando no ocurre así es porque nos oponemos a la corriente que nos impulsa a crecer como seres humanos.

Viéndolo desde esta perspectiva, la muerte no existe y si es así, entonces no hay manera de alimentar tristezas egoístas que inundan nuestras vidas de desolación. Es duro pero cualquier cierre de ciclo lo es si no se está preparado sabiendo que ocurrirá más temprano que tarde.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

3 respuestas a “Muerte.

  1. Jesús hablaba de esto cuando conversaba con el fariseo Nicodemo y le dijo: “Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” (Juan 3:3)

    Aún siendo maestro de Israel, Nicodemo no entendía qué quería decir esto; entonces Jesús le dijo: “Te aseguro que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de padres humanos, es humano; lo que nace del Espíritu, es espíritu. No te extrañes de que te diga: “Todos tienen que nacer de nuevo.” El viento sopla por donde quiere, y aunque oyes su ruido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así son también todos los que nacen del Espíritu. (Juan 5:8)

    Al final del pasaje Jesús nos deja en claro de que está hablando acerca de las cosas que no son de este mundo y que pertenecen al cielo. (Juan 3:11-12)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s