Sé como el agua.

Se como el agua
Sé como el agua…

Siempre he pensado que las personas que alcanzan niveles impensables de fama, son especiales en muchos sentidos, no solo por sus talentos y que, en la medida que su SER ESPECIALES promueva el bienestar de muchos, más Sigue leyendo

Fluyendo.

Fluyendo
Recuerda, mantente en presente continuo.

Retomo el tema de ayer, en el que avanzábamos sobre el camino que sigue una vez que has logrado mantenerte en el presente continuo (otro término que genera confusión). Al estar en presente continuo soy consciente de lo que ocurre a cada instante y avanzo de evento en evento, en lugar de minuto a minuto. Así, las cosas que han sucedido, quedan en el pasado y lo que importa es lo que ocurre ahora.

Cuando fluyo continuamente en el presente, mis pensamientos se orientan hacia el encuentro de alternativas y soluciones a las diversas situaciones que se generan en el camino. Esto es posible, porque en el presente, en lugar de protagonista, soy espectador, lo que me permite tener una perspectiva más amplia.

Ten en cuenta que hay una diferencia importante entre fluir con las situaciones y dejarte llevar por ellas. Al dejarte llevar, pones en manos ajenas las soluciones, en cambio cuando fluyes, eres como quien ve una obra de teatro y cuando da una indicación, los actores hacen lo que les dices. ¿está clara la diferencia, la puedes percibir? Se que es complicado de comprender, imagínate como es de complicado explicarlo. De cualquier manera, quedo abierto a tus observaciones y comentarios.

La invitación de hoy: Aprende a estar en el presente, fluye y mantente fluyendo, luego me cuentas.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro A.

Toca fluir.

Toca fluir
Solo seras capaz de fluir en armonía, cuando logres dejar la emocionalidad y canalizar tus pensamientos.

Es lo que corresponde luego de estar en el presente. Pero debo reconocer que eso de fluir cuando la emocionalidad está presente es muy complicado. Está nos hace justificar el sufrimiento como algo normal (ojo y es normal bajo ese esquema), haciéndonos ser Sigue leyendo

¿El plan de Dios o el mío?

Hazle caso a tu intuición, es la manera en que Dios te cuenta todo.

Con el pasar de los años y habiendo vivido un tiempo razonable en esta tierra, aprendí y no de la mejor manera, que mis planes a veces tienen carencias importantes en cuanto a lo que es necesario en detrimento de lo que deseo y quiero. Esto tiene sus consecuencias, las que se presentan en forma de retos algunas veces Sigue leyendo

Sintiendo III – Tristeza

Si estás triste solo te queda un camino, llorar.
Si estás triste solo te queda un camino, llorar.

La tristeza aparece en mi vida cuando las cosas no salen como a mí me gustan o como “yo quiero”, es decir, bajo una clara influencia del ego. Ya sea que aplazo una prueba o sienta que pierdo algo, este sentimiento se presenta de maneras diversas y la más común por estos días ha sido el llanto y el Sigue leyendo

Estar en calma.

Aunque el lago esté en calma, no quiere decir que no esté ocurriendo nada.
Aunque el lago esté en calma, no quiere decir que no esté ocurriendo nada.

Al Igual que muchos, yo también deseo que las cosas sean como “Yo quiero” o como “A mí me gustan”, pero la mayoría de las veces, simplemente son como son. Algunas de ellas me hacen sufrir y otras, reflexionar sobre los aprendizajes. En conclusión, no importa cuánto me esfuerce en querer cambiarlas, solo me corresponde Sigue leyendo

Coincidencias.

Sigue a tu corazón y verás como tu vida se llena de coincidencias.
Sigue a tu corazón y verás como tu vida se llena de coincidencias.

Mis decisiones siempre han tenido desenlaces inesperados, también mis deseos de controlar los resultados. Al querer controlar los resultados, doy oportunidad a los egos para que utilicen su herramienta más poderosa en mi contra, el pensamiento. En cambio, cuando me aventuro a tomar decisiones, esas que parecieran ser una locura o que me cuesta tomar Sigue leyendo