Los caminos de Dios

Dios nos hace reflexionar para que nos acerquemos a él, casi siempre es a través del sufrimiento.
Dios nos hace reflexionar para que nos acerquemos a él, casi siempre es a través del sufrimiento.

Recordando las razones de por las que los milagros demoran, debo comentarte que, otra cosa que he aprendido en este trayecto de encontrarme con Dios es que tiene maneras un poco extrañas de hacernos regresar a su regazo, de hacer su milagro. Esto lo hace, casi siempre es a través del sufrimiento, lo que termina por hacernos creer que el milagro lo hacemos nosotros.

Sin importar lo bien que te sientas o lo relacionado que estés con tu espiritualidad, siempre hay un momento en el que la fe simplemente desaparece. Nos distraemos con el día a día, avanzamos como mecanizados a nuestros trabajos y residencias. Dejamos de lado la reflexión o la meditación diaria que nos ayuda a revisar lo que ha ocurrido en el lapso en el que tuvimos consciencia y de cómo hemos ayudado a que nuestro mundo se un mejor lugar para vivir.

Nos alejamos de Dios cuando dejamos que los problemas del día a día nos superen, haciéndonos sus esclavos.

Es solo cuando nos rendimos que podemos recibir los regalos que nos merecemos.
Es solo cuando nos rendimos que podemos recibir los regalos que nos merecemos.

Y es así como sin darnos cuenta, colocando al trabajo; al dinero, el sexo; entre otros, vamos construyendo un desvió que nos lleva por la ruta muy larga y llena de vicisitudes que desembocan en un solo lugar, La soledad. Llegamos a ese momento en el que sentimos que no hay nadie más y que la oscuridad se ha hecho cargo, que el “Yo” que pensaba que todo estaba bien, ya no es tan listo como para continuar. Hay quienes en momentos así nos volvemos arrogantes y es cuando el camino se hace más cuesta arriba con la aparición de dolencias y enfermedades que se agudizan en la medida de nuestra terquedad.

Es solo cuando reconocemos que no podemos más, al rendimos, cuando aparece el verdadero milagro, el encuentro mágico con Dios y toda su grandeza, expresada en amor puro. La invitación para hoy: Reconoce tu arrogancia, consigue un traje de H (de humildad) y permite que las cosas sucedan para ti, tal y como mereces.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

One response to “Los caminos de Dios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s