Pidiendo II.

Dios, más que un hada madriana, se parece más a un entrenador personal.
Dios, más que un hada madriana, se parece más a un entrenador personal.

Hace poco estuve leyendo en el facebook un comentario de una amiga que está viviendo bajo una situación de estrés muy fuerte y por supuesto, le llena de miedo. Esto le ocurre a mucha gente que vive en muchos lugares, pero la situación
problemática es específicamente en Venezuela, donde el hampa común se ha adueñado de las calles, manteniendo en zozobra permanente al ciudadano común.

Mi amiga le pedía a Dios que le diera fortaleza para superar esa situación de miedo, pues ya no le provocaba ni salir a la calle a trabajar. Esto me causó curiosidad, pues Dios siempre nos da lo que le pidamos y seguramente Dios mismo ayudará a mi amiga a hacerse más fuerte, pero no como lo estás imaginando ahora mismo.

Los deseos que pedimos no se dan por arte de magia, estos llevan implícitos la misión de enseñarnos algo.

Así, Dios se convierte en nuestro entrenador personal. ¿Has ido al gimnasio alguna vez? si no lo has hecho, lo habrás leído en alguna parte. Si quieres ser más fuerte, entonces debes hacer más ejercicios pues los músculos no crecen por arte de magia. ¿Adivina? La fortaleza de carácter tampoco. Así que para hacerte más fuerte Dios pondrá en tu camino situaciones que te ayuden a fortalecerte, tal como tu entrenador pondrá más peso en las barras o te invitará a hacer más repeticiones.

La fortaleza es algo que se desarrolla con práctica y ejercicios. Fortalece tu carácter.
La fortaleza es algo que se desarrolla con práctica y ejercicios. Fortalece tu carácter.

Ser conscientes implica hacernos responsables por nuestras peticiones.

Si pides fortaleza te llegarán situaciones que te fortalezcan y tal vez que te inspiren, si pides paz, pues entonces habrá conflicto para tu seas el creador de la paz, si pides cosas que afecten a otros simplemente porque tú estás incomodo, entonces la cosa funcionará como un bumerán. La invitación de hoy: Revisa las cosas que le estás pidiendo a Dios para ti y date cuenta de que estás no ocurrirán por arte de magia sino que exigirán mucho más de ti para poder ayudarte a crecer.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s