Pidiendo II.

Dios, más que un hada madriana, se parece más a un entrenador personal.
Dios, más que un hada madriana, se parece más a un entrenador personal.

Hace poco estuve leyendo en el facebook un comentario de una amiga que está viviendo bajo una situación de estrés muy fuerte y por supuesto, le llena de miedo. Esto le ocurre a mucha gente que vive en muchos lugares, pero la situación
problemática es específicamente en Venezuela, donde el hampa común se ha adueñado de las calles, manteniendo en zozobra permanente al ciudadano común.

Más de este artículo en el libro de Conexión Permanente

La invitación de hoy: Revisa las cosas que le estás pidiendo a Dios para ti y date cuenta que estas …

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s