Los otros II

Siempre tendremos buenos recuerdos de los profesores dificiles.
Siempre tendremos buenos recuerdos de los profesores dificiles.

Es un tema que se repite constantemente, no hay manera de zafarnos de él, nos preguntamos y repreguntamos ¿Por qué nos topamos con personas que parecieran no tener el más mínimo respeto por lo que nosotros valoramos, tampoco por lo que pensamos es importante para ellos, etc.? Pero la verdad es que siempre van a aparecer personas que nos hagan el favor de mostrarnos esa parte de nosotros que no deseamos ver simplemente porque no nos gusta.

Deben preguntarse a estas alturas, ¿Es que siempre quien tenemos al frente es un reflejo de lo que somos o mostramos a los demás? La respuesta puede parecer ambigua, pero es Si y No al mismo tiempo.

Los roles personales de quienes invitamos a participar en nuestra experiencia de vida, suelen ser mas una respuesta a eso que necesitamos para avanzar.

Así, cuando aparece alguien que nos disgusta, su rol estará enmarcado como quieras que denominarlo. Puede ser el de un espejo y mostrarnos, muchas veces no de la mejor manera, lo que estamos proyectando al universo o también el de protectores o maestros, como en el caso de quienes consideramos expertos en algún área que nos llama la atención. De cualquier manera cabria preguntarse, ¿Es que acaso no son todos guías?

Los que invitamos a nuestra experiencia de vida son un reflejo de lo que necesitamos aprender.
Los que invitamos a nuestra experiencia de vida son un reflejo de lo que necesitamos aprender.

En nuestras vidas, tanto el que nos muestra el camino que nos gusta, como el que nos lleva por el menos transitado, tienen la misma función. Guiarnos hacia nuestro desarrollo.

Luego que culminamos nuestra educación formal, solemos tener mejores recuerdos de aquellos maestros o profesores que nos hacían la vida de cuadritos que los que eran amables y cordiales, si, eran agradables, pero los otros nos exigían lo mejor de nosotros mismos. Esto es lo que ocurre con quienes nos hacen molestar, son esos maestros que nos enfrentan con una realidad que no queremos mirar de frente y nos ponen la tarea más complicada. La invitación de hoy: Identifica a esa persona qué te da mucha rabia o te molesta solo de verla, luego identifica que es exactamente que te molesta o incomoda. Ahora pregúntate ¿En que momentos y con quien me comporto yo de esta manera? No hagas trampas, se honest@, es duro mirarse, pero siempre vale la pena.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s