Evadiendo.

Algo así.

Cuando se trata de hacer cosas importantes, la procrastinación ocupa un lugar importante protagonizado por la evasión. Cuando me enfrento a situaciones importantes que requieren mi atención, tengo hábito la mala costumbre de ocuparme en situaciones que no son relevantes para el logro de mis objetivos, a corto, mediano o largo plazo. Si, entiendo que es importante reparar la lavadora, pero entre lo urgente y lo importante, la ganancia está llevar a cabo lo que importa.

Ocupar mi tiempo en urgencia o peor aún, en distracciones sin valor agregado, contribuyen a construir un futuro diferente al que anhelo.

Al igual que muchos, también deseo poseer libertad financiera y gozar de tiempo libre para atender a mi familia, pero si no llevo a cabo las metas propuestas, entonces la libertad financiera no será más que un sueño, un castillo en el aire fácil de deshacer por el viento porque no tiene bases.

La invitación de hoy: Al leer estas líneas, parece obvio que es importante, pero al terminar, la vida volverá ser la misma y la evasión se hará cargo de encontrar un distractor. Presta atención y ocupa tu mente en el logro.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s