Evidencias más evidentes.

Evidencias evidentes
Por más que no quieras mirar… las cosas sucederán.

Esto de ser observador del maya ilusorio y atestiguar eventos trascendentales sin juicio ni emotividad alguna, es una verdadera pasada. Es algo así como ir al cine conociendo los momentos cumbre de la peli y apreciar como el resto de espectadores, viven el proceso emocional de darse cuenta de la evolución de la historia a través de las diferentes tomas y escenarios. Lo único es que, en este caso, no conozco el final, aunque si tengo certeza de lo que pudiera serlo, aunque a los ojos no entrenados, esta certeza sea solo una especulación.

Cada día que pasa es un paso hacia el nuevo momento evolutivo, impulsado por nuevas energías.

Bajo estas premisas, los malos, es decir, quienes predican y practican lo que pudiéramos calificar como “antivalores” no tienen oportunidad alguna. A las pruebas me remito cuando, cada día, se hacen públicas noticias verdaderamente escandalosas sobre asuntos que tienen años pasando inadvertidos, pero que ahora, cobran relevancia y llaman la atención de quienes, escépticos, comienzan a mirar estos asuntos con un poco más de seriedad.

Robar no es bueno, así sea por hambre, generar riquezas nunca ha sido malo y la pedofilia no es algo normal.

A fecha de hoy, muchos políticos, especialmente en Latinoamérica, promueven discursos en los que, estos antivalores, adquieren una dimensión distorsionada por las grandes carencias sociales de ese colectivo. En países desarrollados el problema es diferente, ya que la mala interpretación del concepto “inclusión”, impulsa movimientos aberrantes, aprovechados por “los malos” quienes los toman como banderas que impulsan acciones destructivas del aparato social establecido, atentando contra la célula social más elemental, la familia.

Estos asuntos son cada vez más públicos y no hay manera de detenerlo.

Tal vez sean cosas de Dios, la energía de la nueva era, el cambio planetario o cualquier otro evento cósmico que tan en boga están por estos días. Pero lo que estaba oculto ya no lo está y tampoco podrá estarlo más. Tal vez sea parte del cambio de energía que nos obliga a purgar lo que no es armónico, o quizás se obedezca a otras razones, pero sea cual sea, la verdad prevalecerá.

La invitación de hoy: Abre tus ojos, tu mente y especialmente tu corazón, que todavía faltan cosas por venir.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s