La paradoja de la Fe.

La cosa funciona más o menos así.

Pareciera que Dios, el universo, la luz (como sea que creas), se empeñara en querer que seamos mejores personas. No importa cuantos cambios deseemos hacer y las pidas con FE, siempre las cosas se irán haciendo más complicadas y es que, cuando quieres hacer más y realizar más cambios, Dios te dará más desafíos.

La idea es que eleves tu nivel de consciencia, y vivenciar los milagros y acercarte a la luz.

Dios más que comportarse como un padre consentidor, lo hace como un verdadero entrenador, un sargento de tropa que conoce bien a sus soldados y hasta donde pueden llegar. No se trata que no nos ame, se trata de que quiere hacernos mejores personas y nuestro trabajo es saber que podemos, o sea, también tener Fe en nosotros mismos.

Así que, si pides fuerzas, adivina Dios te pondrá pruebas para que te des cuenta cuan fuerte eres, igual sucede con la paciencia y temas tan extraños como peticiones de amor, entre otros.

La invitación de hoy: No te limites, pide más y se consciente que esto es como en el gimnasio, mientras más peso levantas, más fuerza tendrás para levantar un poco más.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s