Una batalla perdida.

Batalla perdida
No existen batallas perdidas, todo esfuerzo reditua.

Es así, al momento de tener que dejarlo todo, no tenemos manera de ganar, a no ser que en verdad hallamos tocado fondo y estemos en un momento de desesperación profunda. Eso de Dejarlo todo, no tiene cabida en nuestras mentes llenas de juicios y creencias. Pero es aquí donde radica la fortaleza de quienes lo han hecho a lo largo de la historia a sabiendas que estaban pagando un precio elevado.

Los apegos y los miedos son enemigos muy poderosos.

Desde vicios hasta familia, cada uno en su respectivo nivel, dejarlo todo representa un reto monumental para quien lo afronta y necesita tomar una decisión. Este es un reto que requiere ser superado a toda costa, ya que es la única manera de poder viajar ligero y avanzar con prontitud.

A pesar de tener perdida la batalla, es importante seguir y perseverar.

Todo esfuerzo tiene una recompensa y este caso no es la excepción ya que, el hacer los intentos y demostrar la intención, son avances que nos fortalecen y preparan, a veces, sin que nos demos cuenta.

La invitación de hoy: Déjalo todo, así sea por partes. Toma nota. Comienza por los pensamientos y creencias limitantes, con eso ya tendrás bastante para entretenerte.

Todo lo mejor para ti.-

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s