Ilusión de felicidad.

¿Corres hacia lo que quieres y huyes de lo que no quieres?

En mi afán de ser feliz caigo en la trampa de perseguir señuelos, creando situaciones o escenarios que simulan, con mucha credibilidad, momentos de alegría y entusiasmo, los cuales soy incapaz de reproducir. Es difícil diferenciar la estas simulaciones del verdadero camino, de cualquier manera, todas terminan por dejar lecciones claras que, de aprenderlas Sigue leyendo