Mach 1.

Ir muy de prisa nos limita la apreciación del entorno y lo que ocurre.
Ir muy de prisa nos limita la apreciación del entorno y lo que ocurre.

Vamos tan rápido por la vida que hasta dejamos de percatarnos de los detalles que damos a los demás, ahora imagina como nos perdemos los regalos que recibimos. Arrancamos de lunes a viernes a una velocidad, tratando de acelerar la llegada del fin de semana y cuando estamos en sábado, pareciera que tenemos que pisar el acelerador porque dos Sigue leyendo