Mach 1.

Ir muy de prisa nos limita la apreciación del entorno y lo que ocurre.
Ir muy de prisa nos limita la apreciación del entorno y lo que ocurre.

Vamos tan rápido por la vida que hasta dejamos de percatarnos de los detalles que damos a los demás, ahora imagina como nos perdemos los regalos que recibimos. Arrancamos de lunes a viernes a una velocidad, tratando de acelerar la llegada del fin de semana y cuando estamos en sábado, pareciera que tenemos que pisar el acelerador porque dos días no son suficientes para hacer los pendientes personales, entonces vamos más rápido y la visión de túnel, esa misma que ocurre cuando vamos a gran velocidad en un auto, aparece.

Cabe aclarar que este fenómeno consiste en que, cuando tu velocidad se incrementa la visión periférica pierde precisión y el alcance de tu vista se limita a solo unos cuantos metros, entonces solo puedes ver hacia el frente y todo lo demás aparece nublado. Y es así como nos perdemos del paisaje. Vamos apurados queriendo cumplir con objetivos en el trabajo que olvidamos que las personas a nuestro alrededor requieren atención, tan velozmente que cuando nos dan las gracias en lugar de pronunciar el educado “de nada” o “siempre a la orden”, espetamos un “¿Por qué?” ya que no nos hemos dado cuenta ni siquiera de cómo hemos servido a otra persona.

Desacelerar bajo estas condiciones es muy complicado, pues amén de que tengamos un excelente sistema de frenos, el hacerlo bruscamente puede ocasionarnos un accidente. De cualquier manera, es menester que comencemos a bajar la velocidad.

Sentimos que debemos hacerlo todo ya, nos dejamos llevar por la sensación de que el tiempo no alcanza.
Sentimos que debemos hacerlo todo ya, nos dejamos llevar por la sensación de que el tiempo no alcanza.
  • Es importante que te prestes atención, dejando el “yo egoísta” de lado.
  • Orar, meditar, caminar, todas son maneras de dedicarte tiempo y contemplar-te.
  • Presta mayor atención a lo que haces, quita el piloto automático, ese que te hace decir cosas como “Es que yo soy así”.
  • Verifica tu sistema de valores, esas cosas que son verdaderamente importantes para ti y compárala con tu comportamiento actual, ¿estás actuando con integridad?

A estas alturas Posiblemente estarás diciendo que no tienes tiempo y es allí precisamente donde, no solo te das cuenta de que estás en problemas, sino que es un excelente punto desde el que puedes comenzar a hacer tu trabajo.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s