Hoy lo dejo todo.

Dios, te entrego todo lo que tengo, lo que puedo y lo que soy.

Si, todo lo dejo en manos de Dios, hasta este blog.

Estuve cavilando y pensando por horas durante el día y al final, luego de haber hecho algo de ejercicios, me di cuenta que, a pesar de mis esfuerzos, formaciones, lecturas, meditaciones y oraciones, había estado queriendo que las cosas Sigue leyendo