Escuchando con atención.

Escuchando con atención
La mejor manera de escuchar, es haciendo silencio.

Cuando Dios nos habla, no lo hace a través de argumentos o historias extensas, no justifica, no emite juicios sobre bueno o malo, pareciera que únicamente se limita a da la instrucción de lo que es menester hacer. Nos da la indicación de forma muy precisa y sin Sigue leyendo